GREMIO DE LOS GENDARMES PIDEN MÁS ACCIÓN Y RESGUARDO

Una de las Asociaciones de los Funcionarios Penitenciarios de esta zona maulina, nos hizo llegar un comunicado donde ellos solicitan al gobierno que den curso a los ascensos que se encuentran en Contraloría, con toma de razón desde el año pasado. 

El presidente de la Asociación de Técnicos y profesionales de Gendarmería, Pedro González, acompañado del diputado Pablo Prieto, piden que el Ejecutivo tome la iniciativa de implementar más seguridad y contingente de personal. Asimismo, acusan que los funcionarios están en el «patio trasero» de las instituciones uniformadas, ya que, todos los derechos están a favor de los reos.

 

De acuerdo con informaciones oficiales, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, tiene dos planes de trabajo en esta institución: 1) Reinserción Social y 2) inyectar más recursos y profesionales del mundo privado en ayuda a los internos, pero no se vislumbra ninguna mejora al personal, el cual está sometido a mucho estrés laboral.

Los gendarmes están con el temor constante de perder su fuente laboral ya que los internos han comenzado a aprovecharse, según su opinión, del sistema que generó los Derechos humanos.

 

En las últimas horas un Interno agredió a un funcionario con golpes de puño y pie provocando lesiones de consideración lo que demuestra la falta de personal en los recintos.

 

La Asociación de Funcionarios Penitenciarios de esta región, aseguró que los gendarmes están mal ya que las nuevas normativas favorecen el actuar del interno y no al trabajador penitenciario, por lo que este punto es el más importante ya que se está perdiendo el respeto del reo hacia el personal de servicio. También reclaman el beneficio de sus pensiones y el hecho de que no puedan hacer carrera funcionaria.

 

Recuerdan el caso de la periodista Miriam Olate, quien gana una cantidad de dinero la cual no se merece. «Ella nunca trabajó en contacto directo con los internos, tampoco cumplió los 30 años de servicio como lo tienen que hacer la mayoría por no decir la totalidad del personal de gendarmería», subraya el comunicado. Las cosas están mal, recalcan. «Ahora le hacemos un llamado a la autoridad de gobierno como institución para que nos sentemos a conversar».