Notarios versus inspectores del trabajo

Gran revuelo causó la revelación periodística, de las altas sumas de dinero que perciben los notarios por la firma en algunos documentos donde según la fiscalía nacional económica, destacan las renuncias voluntarias y los finiquitos de trabajo.

Ambos documentos de alta demanda ciudadana no son  exclusivos de los notarios dado que también tienen la facultad para validarlos los ministro de fe, los oficiales del registro civil y los inspectores del trabajo.

 

No hay que olvidar, que los oficiales del registro civil también reciben pagos por la ratificación de dichos documentos, en consecuencia donde si es un servicio país, a diferencia que es gratuito en la inspección del trabajo donde sus inspectores tienen la facultad de ratificar, considerando que son ministros de fe para dicho acto.

 

Visto de esa forma, al no tener costo y desde la perspectiva de mercado, la inspección del trabajo es competencia directa de los notarios.

 

Si es así, ¿por qué muchas empresas y ciudadanos prefieren pagar y hacerlo en una notaría?

 

No será que falta una modificación en el código del trabajo y en donde se establezca que “únicamente” los Inspectores del trabajo tendrá la facultad de ratificar ambos documentos.

 

Moisés Moya

Director y conductor

“Impacto Regional”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *