La Araucanía no se recupera y su pobreza duplica la tasa nacional

La pobreza por ingresos disminuyó en Chile en 3,1 puntos porcentuales, desde el 11,7 % de 2015 al 8,6 % en 2017, según los resultados de la encuesta nacional de caracterización socioeconómica (Casen).

No obstante, la distribución del ingreso se estancó en el período, lo mismo que la disminución de la pobreza medida de forma multidimensional (que incluye varios elementos), que es utilizada como base para la definición de las políticas sociales del estado.

Este último indicador se situó en el 20,7 % en 2017, frente a un 20,9 % registrado en 2015, lo que equivale a 3.530.889 personas y las mayores carencias en las áreas de trabajo y seguridad social.

Respecto de la pobreza medida por ingresos, la tasa del 8,6 % medida en 2017 equivale a 1.528.284 personas. En tanto, la pobreza extrema se situó en un 2,3 %, que equivale a 412.838 personas. En cuanto a la distribución del ingreso, muestra un estancamiento respecto de 2015, con una diferencia significativa sólo en la distribución de ingresos del trabajo, con un empeoramiento del indicador, explicado por la reducción de los ingresos del trabajo asalariado en los primeros deciles (los más pobres) de la población, según la encuesta.

«En los dos últimos años los sectores pobres se han hecho más pobres», el actual gobierno ha recibido «un país más desigual». La medición tiene por objeto conocer la situación socioeconómica de los hogares y de la población, particularmente aquellos en situación de pobreza y de los grupos definidos como prioritarios en las políticas sociales.

Al igual que en años anteriores, la región de La Araucanía, es la que presentó la pobreza por ingresos más alta de Chile, con un 17,2 %, seguida de la nueva región de Ñuble, con un 16,1 %, mientras la menor tasa corresponde a Magallanes, con un 2,1 %, mientras la vecina Aysén registra un 4,6 %.

En la medición multidimensional, en tanto, se observa un estancamiento generalizado en las distintas regiones, salvo en la de O’Higgins, que registró una disminución de 4,5 puntos porcentuales. Las autoridades hicieron notar que aunque las tasas de pobreza por ingresos en zonas urbanas y rurales siguen la tendencia nacional a la baja, en estas últimas casi duplican la tasa nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *