Iglesia católica suspendió a dos sacerdotes por abusos sexuales

El primer caso viene consignado en un comunicado de la diócesis de Talca, donde se explica que con fecha 28 de agosto se ha decretado el cierre de la investigación previa efectuada por una denuncia de abuso sexual a un menor, que fuera recibida en contra del presbítero Luis Felipe Egaña Baraona. En ella se concluye que los hechos denunciados son «verosímiles», precisa el texto, aunque señala que dada la fecha en que habrían ocurrido los hechos, estos estarían prescritos. Sin embargo, en virtud de la gravedad que revisten y siguiendo el criterio de la Iglesia, se ha resuelto enviar los antecedentes a la congregación para la doctrina de la Fe, pidiendo la derogación de la prescripción.

La diócesis de Talca concluye que Egaña continuará con las medidas cautelares que le han sido impuestas, por las que está suspendido de los oficios eclesiásticos y privado del ejercicio público del ministerio sacerdotal. Por su parte, el obispado castrense indicó que en julio del 2018 recibió una denuncia por abuso sexual de un menor de edad en contra del presbítero Pedro Quiroz Fernández. Precisó que los hechos denunciados ocurrieron en 1997 y a principios de este mes se inició una investigación previa para determinar la verosimilitud de los hechos denunciados.

Al presbítero Pedro Quiroz se le impuso como medida cautelar la prohibición del ejercicio público del ministerio sacerdotal y que los antecedentes de la denuncia se envíen a la fiscalía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *