Justicia ordenó pago millonario a mineros sobrevivientes del año 2010

La determinación se originó desde el noveno juzgado civil de Santiago que concedió dicha suma a cada uno de los trabajadores que decidieron entablar una demanda contra el estado por daño moral y lucro cesante. Aunque la justicia aceptó que la vida de los mineros resultó afectada en su máximo, se rebajó a ese valor los 250 millones de pesos que los afectados solicitaron inicialmente.

En el fallo, la magistrada Lidia Poza Matus estableció la responsabilidad del estado, especialmente del servicio nacional de geología y minería (Sernageomin). También de la secretaría regional ministerial (seremi) de salud y la dirección del trabajo, por la falta de fiscalización de la empresa minera San Esteban, dueña del yacimiento donde quedaron atrapados los 33 mineros.

El consejo de defensa del estado puede apelar a la determinación ante la Corte de Apelaciones y, si es necesario, en la corte suprema.

 El 5 de agosto de 2010, los 33 trabajadores quedaron incomunicados y sobrevivieron durante varias jornadas con una cucharada de atún cada 48 horas hasta que el día 22 una sonda logró contactar con ellos y se inició el operativo de rescate, que culminó el 13 de octubre de ese mismo año.

Un reportaje de la cadena de televisión estadounidense CBS señaló que los 33 mineros pensaron en recurrir al canibalismo e incluso en suicidarse durante los 17 días que estuvieron incomunicados en las profundidades de la mina. Según el canal, los mineros aludían al canibalismo de broma, pero a medida que pasaron los días la idea se convirtió en un dilema moral. La odisea vivida por los mineros dio origen a la película «Los 33», dirigida por la mexicana Patricia Riggen y grabada en Colombia y Chile. Fue protagonizada por Antonio Banderas, Juliette Binoche, Mario Casas, Rodrigo Santoro y Juan Pablo Raba, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *