El Gobierno espera que los países de la región “presten atención” de lo que está ocurriendo en Haití, donde las violentas protestas, exigen la renuncia del presidente de ese país.

El ministro de Relaciones Exteriores Roberto Ampuero anticipó que el Ejecutivo está en estrecho contacto con sus consulados y su embajada en ese país caribeño con el fin de saber la situación de los chilenos que viven en Haití. “Fundamentalmente son personas jóvenes que están prestando servicios de ayuda humanitaria, social a través de Organizaciones No Gubernamentales.

El gobierno está en contacto con ellos como corresponde a través de nuestro consulado e informándonos de su situación”, concluyó. Haití sigue con su paralización y protestas en reclamo de la renuncia del presidente Moise, situación que está provocando pérdidas millonarias en diferentes sectores.

La capital del empobrecido país, Puerto Príncipe, sigue paralizada, con las escuelas y los bancos cerrados, así como los negocios y las estaciones de combustibles, que temen más saqueos como los que se han producido en estos días de protestas, en las que han muertos varias personas en los violentos disturbios.

Las protestas, convocadas por el Sector Democrático y Popular, integrado por líderes de partidos de oposición y por grupos populares, se iniciaron el 7 de febrero, coincidiendo con el segundo aniversario de la llegada a la Presidencia de Moise, un empresario del sector banano que llegó al poder sin experiencia en la política. Las manifestaciones, que han aumentado la inseguridad en esta nación caribeña y provocado un clima de caos e incertidumbre, se producen en medio de una severa crisis económica, que se agravó este año por una fuerte depreciación del gourde, la moneda oficial, y por la crisis de electricidad derivada de la escasez de gasolina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *