Más de 500 mapuches marcharon en Temuco, en protesta contra la militarización de la zona, que terminó con fuertes enfrentamientos con Carabineros.

En la movilización, llamada por los líderes del movimiento Wallmapuche, agrupados en Temucuicui, y los movimientos sociales y políticos ligados al movimiento indígena, defendieron en la calle el “derecho a la protesta pacífica” y también por la llegada de fuerzas especiales de Carabineros. Sin embargo, como la marcha no estaba autorizada, Carabineros arremetió contra los manifestantes pese a que las personas celebraban la protesta en forma pacífica.

Los mapuches piden la salida de la zona del denominado Comando Jungla, conformado por hombres del Grupo de Operaciones Especiales (GOPE) de Carabineros que el Gobierno de Sebastián Piñera colocó en el lugar.

Marcelo Catrillanca, padre de Camilo Catrillanca, el joven comunero asesinado por Carabineros el pasado 14 de noviembre en un operativo policial, intentó dialogar con la Policía para tramitar el permiso para marchar, sin embargo este fue negado.

Pese a la negativa, los mapuches y sus compañeros decidieron continuar con la movilización lo que originó el actuar de las fuerzas especiales de Carabineros, quienes utilizaron chorros de agua y gases lacrimógenos. Los mapuches utilizaron sus palínes (bastón de madera con el que juegan la chueca, un deporte que tiene similitud con el hockey) para defenderse de la arremetida policial.

Los manifestantes aseguraban que hacían uso de su “derecho a la libre-determinación consagrada en la declaración de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de 2007”.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *