ENCAPUCHADOS EMPAÑAN MULTITUDINARIA MARCHA DE PROFESORES.

Varias decenas de miles de Docentes marcharon cuando ya se cumplen 20 días de un paro convocado por el gremio de profesores en demanda de mejoras laborales y de la educación pública y las negociaciones con el Gobierno permanecen estancadas.

Los enfrentamientos fueron violentos e incluyeron la quema por parte de los encapuchados de varias bicicletas de alquiler por aplicaciones, lanzamientos de bombas incendiarias y otros proyectiles.

Los dirigentes del Colegio de Profesores, que convocó la movilización iniciada el pasado 3 de junio y las manifestaciones, calcularon en 45.000 los asistentes a la marcha, incluidos docentes de regiones que llegaron a la capital en más de un centenar de autobuses.

Los maestros decidieron a comienzos de esta semana mantener el paro, tras infructuosas conversaciones con las autoridades del Ministerio de Educación, de las que se ha desmarcado la ministra, Marcela Cubillos, cuestionada por los docentes, el alumnado y algunos legisladores.   El gremio ha asegurado que «hay dos puntos muy importantes, muy sensibles. Uno es el tema de la mención de las educadoras diferenciales y de párvulos, que sufren una injusticia muy grande al no ser consideradas». La «mención» citada es un reconocimiento a la especialidad de los docentes que supone un pequeño aumento de su salario, del cual las maestras diferenciales (enseñan a niños sordos, autistas, ciegos o con capacidades especiales) y educadoras de párvulos han sido excluidas. «No es tanto el tema plata, sino que es la discriminación que se hace con ellas que tienen los mismos estudios que nosotros y por una cuestión arbitraria, sin ningún fundamento técnico ni profesional ni académico, ellas quedan fuera de ese reconocimiento». «El otro tema es la reforma curricular.

Cubillos, por su parte, llamó a los profesores a recapacitar y volver al espíritu de un documento que discutieron hace algunos días con el subsecretario de Educación, Raúl Figueroa, cuyos planteamientos fueron rechazados por los docentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *