UN TOTAL DE 79.407 HECTÁREAS DE BOSQUE SE QUEMARON EN CHILE EN LA ÚLTIMA TEMPORADA.

Lo anterior, es del 1 de julio de 2018 al 30 de junio de 2019- lo que supone el doble de los incendios registrados en el periodo anterior, cuando los incendios alcanzaron las 39.554 hectáreas, según la Corporación Nacional Forestal (Conaf). Asimismo, los datos muestran un aumento de los incendios, al pasar de 6.081 a 7.184 emergencias forestales, en un año. «Las cifras se enmarcan en una sequía prolongada -producto del cambio climático- como también de las altas temperaturas, una gran cantidad de combustible fino seco acumulado y una conducta desaprensiva de las personas con el uso del fuego».

En este sentido, «casi un 100 %» de las emergencias registradas «tienen su origen en las personas». Por eso, desde el Gobierno señalaron la importancia de «seguir trabajando en la prevención de incendios», que ya se intensificó esta temporada con la alianza entre instituciones públicas y privadas dedicadas a la protección forestal.

Desde el ministerio también señalaron que este verano el país enfrentó unas condiciones «muy parecidas» a las de la temporada 2016-2017, periodo en que el fuego arrasó un total de 570.197 hectáreas en Chile, el mayor número desde que se inició el registro en 1964. Por su parte, la Conaf y las empresas forestales desplegaron unos recursos «jamás registrados antes, con 5.300 brigadistas, 46 aviones y 60 helicópteros».

La próxima temporada 2019-2010 se prevé «igual de complicada que la anterior debido a la falta de precipitaciones».   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *